Páginas vistas en total

lunes, 13 de septiembre de 2010

Siempre hay tiempo para el running

Buscando por la Web encontré varias veces comentarios de gente que decía "no tengo tiempo para correr". Y no solo en la Web, sino cara a cara me han dicho "no tengo tiempo para correr". Es decir, hay gente que nunca tiene tiempo para nada, ni correr, ir al gimnasio, jugar un partidito de fútbol, pero sí para sentarse frente a la tele con el control remoto en manos, y así pasar esas dos horita y media que suele haber de trabajo en trabajo. Es verdad que al cuerpo hay que entrenarlo y acostumbrarlo a la actividad física, tampoco se puede salir todos los días a correr y luego ir a trabajar, porque el descanso es parte importante y clave del entrenamiento. Pero en mis largas tardes, pos entrenamiento, recorriendo sitios especializados (blogs, foros, páginas Web y revistas) fui encontrando ideas, simpáticas algunas, para aprovechar ese poco tiempo que tenemos.


Por algo nunca debemos compararnos con los corredores de elite, ellos solo viven para su entrenamiento, y nosotros, los amateur, entrenamos para vivir un poco mejor. Pero nosotros trabajamos, madrugamos, tenemos que aguantar a nuestros jefes, tomamos café, una que otra facturita con dulce de leche, por eso es que nuestro entrenamiento es más sacrificado que el elite. Entre tantas cosas dando vuelta, algunos puntos interesantes para esos días complicados. Como siempre se ha dicho, al tiempo hay que aprovecharlo, por lo que si en un día de 24 horas, tenemos 50 minutos libres, bien ahí, lo suficiente para trotar un poco. "Ya que es mejor correr 20 o 30 minutos dos veces a la semana, que no correr nada". "Otra buena idea sería la de ir corriendo al trabajo o volver corriendo", dependiendo de la distancia, pero con una mochila bien equipada con desodorante por favor. No es mala idea dejar en el trabajo ya un muda de ropa, como así también las zapatillas de correr, así solo será cuestión una vez finalizado el horario laboral, ponerse las zapas y salir al trote.


También es común que la única hora libre sea ya cuando baja el sol, o cuando el sol aún no ha salido. Estas horas son peligrosas, a más de uno se han llevado puesto. Pero no es mala idea, más que nada en tiempos calidos, aunque sea dar unas cuantas vueltas a la plaza. "Seguro que más de uno te va a mirar como bicho raro". Y si se te da por irte por ahí, sería bueno que avises a tus conocidos, de noche es muy peligroso. Y como ya vas a estar entrenado, si hay algún tipo de conflicto, que mejor que salir corriendo y sacar provecho de tu velocidad.


Son algunas ideas para buscarle un tiempito al tiempo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario